Esto es, según él mismo, lo que suelen preguntarle en las entrevistas los periodistas.

¿No te cansas?
Creo que ir rápido y cómodo no siempre son señal de algo bueno. Alguien dijo que por mucho que corras, la muerte siempre nos espera. Si a la montaña más alta de la tierra se fuera en avión, sería muy cómodo, pero creo que nada divertido. Viajando en bicicleta puedo oler la tierra y escuchar sus sonidos.

¿No te aburres?
Generalmente disfruto de mi propia compañía. Recuerdo un chico de 10 años que me preguntó en una conferencia que di en su colegio si no me pesaba la soledad.
La soledad pesa si hace tiempo que no charlas con ella, pero cuando la soledad es tu compañera diaria, hay días que hasta la echas de menos

¿Por qué lo haces?
Es la típica pregunta en la que me quedo en blanco. Siempre improviso la respuesta. Ahora mismo no se qué decir. La respuesta está en la acción

¿Y mañana qué vas a hacer?
“Mañana es un hondo mar que hay que cruzar a nado”, Ángel González-poeta 

El biciclown

El biciclown

¿Por qué no te quedas en algún lugar?
Tal vez haya un día en que me quede en algún sitio. La verdadera inactividad me llegará bajo tierra.

¿Y cuando llega la noche qué haces?
Antes de que llegue la noche busco un lugar en el que descansar. A veces planto mi tienda de campaña si el sitio es tranquilo, y otras pido alojamiento a la policía, bomberos, escuelas? Lo más importante es estar listo para contemplar uno de los mejores espectáculos de la naturaleza: cuando el sol se va a dormir

¿Cómo te duchas?
En ocasiones acampo cerca de un río o un lago, pero cuando eso no es posible utilizo un método caser. Tengo una bolsa de Ortlieb, que vacía no ocupa espacio, pero que puede contener cuatro litros de agua. Al final del día procuro llenarla de agua, y aunque no esté muy caliente, siempre es agradable lavarse un poco y ponerse ropa limpia.

¿No tienes miedo?
En algún lugar leí la siguiente frase: “el que tema por sufrir, ya sufre de temor”.
Sólo tengo (tenía) miedo a vivir una vida monótona y absurdamente previsible.

¿Y con el dinero cómo haces? porque para viajar tantos años sin trabajar hace falta mucho dinero
Mi presupuesto TOPE mensual es de 300 euros, aunque vivo con mucho menos unos 200 euros. Ahí van incluidos visados, y gastos extras como aviones si fuera necesario. Para comer cada día tengo previsto unos 3 euro límite por día, que casi nunca lo agoto. Para dormir no suelo pagar, pues utilizo mi tienda o busco casas abandonadas o la solidaridad de los seres humanos. Y el resto del dinero para cada día se va en pagar conexiones a internet, visados y algún que otro soborno. No es tanto dinero, pero suficiente para vivir sin acumular otra cosa que experiencias.

¿Y para comer?
Llevo mi hornillo Dragon-Fly de MSR, y lo utilizo para prepararme el desayuno por la mañana y un buen plato para la cena. Son básicamente las comidas al día. No necesito mucho más, el resto supone exceso de peso que tengo que arrastrar en bici. En la sección de Recetas podéis ver algunas de mis comidas.
 

Ver en la web oficial del biciclown: http://www.biciclown.com/02/servicio245.html