Si te gusta la bicicleta de montaña, el auténtico mountain bike, el Pirineo es una zona mágica que en algún momento tienes que visitar. Nosotros tenemos pendiente aún la realización de la transpirenaica, uno de los recorridos más emblemáticos para los apasionados del BTT o MTB. A ver cuándo disponemos de suficientes días para abordar ese inexcusable y tentador reto, espero que pronto.

Pero si sólo dispones de un fin de semana, también hay alternativas para disfrutar de estas montañas y valles pirenaicos. Una de ellas es realizar uno de los recorridos que te propone Aramonbike, como el que realizamos nosotros y te relatamos aquí, el Turbón Tour. Es éste un itinerario “duro” de 112 kilómetros rodeando el macizo del Turbón y pedaleando por la cabecera de los ríos Isábena, la Sierra de Gabás y la Sierra de Sis. La organización te facilita información (perfecto el roadbook, difícil perderse), y casi toda la logística para que tengas tiempo de pedalear buena parte del fin de semana, sin tener que preocuparte demasiado de los detalles “accesorios”. Y si tienes algún incidente durante el recorrido, da tranquilidad poder contar con su apoyo incondicional durante toda la ruta.

Te vas a encontrar todo tipo de terrenos, casi siempre con desniveles importantes, o sea que no esperes cómodos llanos ni firmes por los que la bici se deslice fácilmente. Te recomendamos, por lo tanto, que pongas en tus ruedas unas buenas cubiertas, que traccionen bien sobre piedra suelta.

En la primera parada que hicimos para reagruparnos, en el pueblo deshabitado de Gavarret, alguno ya comentaba irónicamente, ¿habéis visto alguna que otra piedra en la subida? Pero aún queríamos más, mucho más, todos decidimos poco después (un grupo de 12 valerosos ciclistas de diferentes puntos de la península), bajar por tierra, pudiendo haber elegido una cómoda y poco transitada carretera. Y es que para eso habíamos venido con nuestras “burras”, recorriendo antes cientos de kilómetros en coche, ¿no?

Siempre es difícil valorar la dificultad técnica de un recorrido, y es que lo que para unos es un infierno para otros es casi un paseo, todo es relativo. Lo que está claro es que para superar este recorrido, sin penar demasiado, hay que tener cierta preparación física y técnica. En dos días se puede hacer bien si estás muy acostumbrado a hacer rutas de más de 50 kms de dificultad técnica media. También existe la posibilidad de hacerlo en tres días y hacer las zonas más técnicas (haberlas haylas) a pie; la verdad que hay pendientes en las que la diferencia de velocidad empujando la bici es mínima respecto a ir pedaleando.

Los más osados tienen incluso la posibilidad, ¡qué pasada!, de hacer el mismo recorrido en una sola jornada en una versión organizada y más racing denominada Turbón Tour NON STOP, una convocatoria única que en 2010 se hace el 4 de septiembre.

Para disfrutar del inconmensurable paisaje, de la bici y de la inmejorable compañía, nosotros tuvimos suficiente con los 67 kilómetros del sábado, de Pont de Suert al reconstituyente balneario de Vilas del Turbón. Te aseguro que si quieres ponerte a prueba vas a encontrar tu espacio durante la ruta. A más de uno el kilómetro final (en subida, claro) para llegar al hotel se le hizo eterno 🙂

La jornada del domingo sería más corta, pero intensa igualmente. Nos esperaba el ascenso más arduo y para el que cogimos aire cobijados bajo una buena sombra. Frente a nosotros un desafiante monte en el que se adivinaban varias pistas, todas temibles desde la distancia. Al final, con paciencia, superamos esas rampas, unos 2 kilómetros que parecían no bajar del 10%, acercándose más al 20% en alguna ocasión. Las pedregosas pistas terminarían para adentrarnos en un prado con unas de las mejores vistas del Pirineo central desde el collado del Cap del Montot (macizos del Aneto y la Maladeta, Gallinero y Posest y de los Valles del Barrabés y Castanesa). Una bajadita sobre la hierba y el repechón final, el Tozal Gros, unos pocos metros sobre la puntita del sillín (22% de desnivel sobre hierba), a “platillo” y mucha paciencia para llegar arriba montado, complicado. Inevitable pararse a inmortalizar el momento y el entorno (a 1606 metros).

Aún habría alguna sorpresa más para muestras retinas, como las vistas sobre el Pantano de Escales, ya en la vertiginosa bajada hacia el pueblo de origen del sábado, Pont de Suert. Pon cuidado con esta sinuosa bajada por carretera, no sea que la euforia final te despegue de tu montura.

A la llegada al pueblo una reconstituyente ducha y la comida y foto final con todos los compañeros participantes, con los que esperamos mantener el contacto y volvernos a encontrar. La tecnología nos lo pondrá un poquito más fácil. Y es que, ¡qué bien se lo pasa uno con gente tan sana y con tan buen rollo!

El maillot de recuerdo
Aramonbike ha instalado en algunos puntos de control un sistema para acreditar el paso de los ciclistas, que llevan una tarjeta chip individual. Al final, el paso por los diferentes controles te da derecho al maillot de la ruta.

Qué bicicleta llevar
En este terreno, con una rígida (sólo con suspensión delantera) vas a ir mucho tiempo de pie. Creo que la bicicleta ideal para la mayoría sería una doble suspensión de recorrido medio, una all mountain, aunque personalmente preferiría una doble de recorrido justito, bastante ligera y que permita traccionar bien subiendo pero sin un excesivo lastre. Nosotros usamos en todo caso nuestra inseparable rígida (de rally total),  y llegamos al final, quizás algo más castigados, pero sin mayores problemas.

Neumáticos
Mejor unas cubiertas de taqueado medio y resistentes, con una anchura media (2,1 pulgadas suficiente). Te vas a encontrar con mucha, mucha piedra y con aristas muy cortantes en muchos casos. Y, ya sabes, nosotros somos incondicionales del sistema tubeless con líquido antipinchazos (usamos “No Tubes” o “Sin Cámaras”), te permitirá ir más cómodo (menor presión), traccionar mejor y evitarás posibles pinchazos por pellizco. En cualquier caso, debes llevar cámaras de repuesto.


Datos técnicos:

Recorrido: 112  kilómetros (Pont de Suert – Vilas del Turbón – Pont de Suert)

Duración: 2 días.

Cota mínima: Desvío entre Llert y Egea, 795 metros

Cota máxima: Collado de Planatuzal, 1.747 metros

Ascensión acumulada: 3.700 metros (por nuestro GPS, Garmin 705)

Pueblos: Pont de Suert, Bonansa, Cirés, Espollá, Espés, Gabás, Esterún,

Llert, Egea, Pardaniu, Pueyo, Vilas del Turbón, Ballabriga, Herrerías

Calvera, Calvera, Buira

Collados más importantes: Collado de la Montañeta de Gabás, Selbaplana,

Montot y Planatuzal

Puntos de interés más importantes: Valle de Isábena, llano de Selbaplana,

sierra de Chía, macizo del Aneto. La ruta con algunas de las mejores panorámicas

del Pirineo

Recorrido de la ruta (track GPS) en Wikiloc: