Carta al ayuntamiento para que no olvide la movilidad ciclista
DEL GRUPO “MADRID EN BICI”

Madrid 30 de junio del 2010

Estimado Sr. Alcalde Alberto Ruiz Gallardón,

Nos dirigimos a usted en nombre del grupo Madrid en Bici, firmes defensores del uso de la bicicleta como medio de transporte en Madrid, muy preocupados con las noticias que están saliendo en los medios de comunicación y que nos afectan muy directamente a los ciclistas.

Hemos tenido noticias de que, en el marco de recortes de presupuesto del Ayuntamiento, se ha considerado retirar el programa My Bici, de alquiler de bicicletas que tan buen resultado está dando en otras ciudades españolas; se ha considerado retirar los fondos para la implantación de carriles bici y se ha considerado retirar la Fundación de Movilidad, dependiente del Ayuntamiento, que gestiona y promueve estas iniciativas.

Estas medidas fueron anunciadas por el periódico El País el domingo 30 de mayo, y entendemos que aún no han sido aprobadas en el pleno del Ayuntamiento. Aún estamos a tiempo — y este es el verdadero objetivo de esta carta– de convencerle de la equivocación que cometerían retirando estos fondos. La bicicleta no es un gasto sino una inversión en el futuro. La inversión prevista es mínima, entorno a un millón y medio de euros para la señalización horizontal de la calzada, y un millón de euros para señalización vertical, cubierta por el adjudicatario del sistema público. Los recortes planteados supondrían un ahorro de aproximadamente el 0,02 % del presupuesto municipal, es decir, el ahorro es minúsculo. Queremos y podemos persuadirle, de que preservando esta mínima inversión prevista todavía, se obtendrán grandes beneficios para la ciudad. A nadie se le escapa que una ciudad con bicicletas ofrece grandes beneficios para todos los ciudadanos:

LA BICICLETA NO CONTAMINA. Su proliferación ayudaría en gran medida a reducir la polución, gran problema en nuestra ciudad que no cumple con los requisitos de la Unión Europea en esta materia. Tal y como explicaron varios periódicos en el mes de mayo, la concejal de medio ambiente tiene previsto pedir una moratoria a Bruselas debido a la imposibilidad de alcanzar los objetivos fijados.

LA BICICLETA NO GASTA GASOLINA, es, junto con caminar, el medio de transporte más sostenible. Importantísimo factor de interés para los ciudadanos.

LA BICICLETA CONTRIBUYE A MEJORAR LA SALUD PUBLICA, aporta beneficios para la salud de quien la emplea, por tratarse de un ejercicio aeróbico moderado. Además los demás habitantes se benefician, al reducirse los humos.

LA BICICLETA ES UN MEDIO DE TRANSPORTE SEGURO para el peatón, al no ser potencialmente letal en caso de choque, como suelen ser los vehículos de combustión de carburantes.

LA BICICLETA NO HACE RUIDO. El ruido es uno de los grandes problemas de la ciudad actual, un problema que en breve va a necesitar medidas de control.

LA BICICLETA NO OCUPA ESPACIO DE APARCAMIENTO, por lo que no tendríamos que estropear más plazas de la cuidad construyendo aparcamientos subterráneos.

LA BICICLETA AYUDA A VACIAR LA CIUDAD DE COCHES. Su administración ha decidido, de manera firme con el proyecto Prado-Recoletos y tantas otras actuaciones en el centro de Madrid, llevar a cabo una reducción del tráfico motorizado privado en el centro, reconsiderando la M30 como del tráfico urbano. La implantación de carriles bici sería otro paso en la misma dirección de cara a obtener una mayor calidad ambiental en el centro de nuestra ciudad.

EL PROGRAMA MYBICI AYUDARIA A ESTABLECER LOS CARRILES BICI Y EL USO DE LA BICICLETA EN LA CIUDAD DEFINITIVAMENTE, son muchos los potenciales usuarios de bicicleta que no se animan a sacarla a la calle ante la peligrosidad que supone su uso en una ciudad no preparada para ello. Está previsto que la suma de las bicicletas de la iniciativa Mybici y las privadas, con un viario acondicionado, permitirían alcanzar sólo en la zona de Madrid del Mybici entre 20.000 y 30.000 desplazamientos en bicicleta al día. Las medidas a favor de la bicicleta pueden ser de bajo coste y muy eficaces. El acondicionamiento del viario para facilitar la instauración del MyBici (y en definitiva de toda la movilidad ciclista en la zona donde se prevé operar dicho sistema) se iba a hacer, y esperemos que se haga todavía, de una manera inteligente y ejemplar, con un coste absolutamente mínimo.

LA NECESIDAD DE TENER CARRILES BICIS ES URGENTE. La implantación de una red de carriles bici, ejecutando lo dispuesto en el Plan Director de Movilidad Ciclista aprobado por el Ayuntamiento, mejorara la seguridad de todos (ciclistas, peatones y también coches) al tener correctamente delimitados los espacios de circulación para cada uno.

Objetivamente la bicicleta es el medio de transporte ideal para gran parte de los desplazamientos urbanos. Prueba de ello es que el numero de ciclistas en la cuidad aumenta cada día y la tendencia es que siga creciendo en toda Europa. Cuanto antes asumamos esta estadística, mejor preparados estaremos para adecuarnos a la realidad de la vida actual. Sacrificar la implantación de la bicicleta, en estos tiempos de crisis, considerando lo económica que resulta como medio de transporte, parece a todas luces un contrasentido. Precisamente ahora es cuando más sencillo resultaría mentalizar a los habitantes de Madrid de la necesidad de buscar alternativas a los vehículos de gasolina que además, tanto dañan nuestro medio ambiente.

La inversión de proporcionar carriles bici es tan rentable que confiamos en su prudente reconsideración. No hay en todo el presupuesto de esta administración una partida que aporte –en relación calidad/precio– tantos beneficios a tantos ciudadanos de Madrid.

Esta carta es más que una petición, es una súplica para mantener las iniciativas para la bicicleta que tanto hemos admirado durante la gestión de esta administración. De llevar adelante su promesa, plasmada en el Plan de Movilidad y hasta ahora incumplida, de convertir la bicicleta en una autentica alternativa al coche, estos ciclistas y demás ciudadanos, estaríamos muy satisfechos. No deje pasar esta oportunidad, considere la presencia de quienes utilizamos la bicicleta en Madrid (que no vamos a desaparecer) y los beneficios que para la Villa supondrá dejar la inversión programada.

Esperando lea con atención esta importante petición, le saludan atentamente los abajo firmantes en representación de todo el grupo Madrid en Bici,

Christina Rosenvinge

Belén Moneo Feduchi

Andrés Barrón Muruáis

Iñigo Cobeta

Jeff Brock